Contáctanos

Servicio en toda la República, comunícate sin costo al 01 800 999 CRYO (2796)

« Diagnóstico prenatal

Recuerda que...

DEBES ACUDIR A CONSULTA SI PRESENTAS:
• Vómitos intensos y persistentes.
• Diarrea.
• Dolor al orinar.
• Dolor de cabeza no habitual.
• Hinchazón en zonas distintas a los pies y tobillos, o que no desaparece con el reposo nocturno.


DEBES ACUDIR AL CONSULTORIO O AL HOSPITAL:
Previo aviso, si observas:
• Hemorragia por vagina.
• Pérdida de líquido por vagina.
• Dolor abdominal intenso o contracciones uterinas dolorosas.
• Fiebre elevada.
• Dolor de cabeza muy intenso.


SI SOSPECHAS QUE COMIENZA EL PARTO:
Debes acudir al consultorio o al hospital, previo aviso, por posible inicio del parto, si presentas:
• Contracciones uterinas rítmicas, progresivamente más intensas y con frecuencia de al menos 2 cada 10 minutos durante 1 hora.
• Pérdida de líquido por vagina (posible rotura de la bolsa amniótica o fuente).
• Pérdida de sangre por vagina.
• Debes acudir a la consulta prenatal en cuanto sospeches que estás embarazada, no obstante, el momento óptimo de consultar sería cuando planifiques un embarazo. Más adelante debes asistir a las consultas programadas de forma periódica, aunque te encuentres bien.

• Tu alimentación debe ser completa y variada. Es recomendable que aumentes de forma moderada el consumo de frutas, verduras, pan (de preferencia integral), arroz, pasta y legumbres, que tomes medio litro de leche al día, que reduzcas los alimentos con excesiva cantidad de grasa de origen animal o con mucha azúcar.

• Debes evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de otras drogas por ser perjudiciales para ti y especialmente para tu hijo. Debes dejar de fumar.

• Debes evitar tomar cualquier medicamento durante el embarazo, a menos que haya sido aconsejado por tu doctor.

• Debes cuidar tu higiene personal, extremar la limpieza de la boca, utilizar vestidos cómodos y holgados y zapatos confortables. No debes utilizar medias ni calcetines que compriman mucho las piernas.

• Puedes desarrollar tu trabajo habitual, hasta el octavo mes de gestación, siempre y cuando no cause fatiga excesiva. Es recomendable el descanso laboral en las últimas semanas de gestación.

• Puedes viajar durante el embarazo, pero no es aconsejable realizar viajes a lugares con escasos servicios sanitarios. Se deben evitar los viajes largos hacia el final de la gestación.

• Los cursos de preparación materna son una actividad que permite a la pareja vivir activamente y colaborar con el embarazo y en el parto de su hijo.


Esta información no sustituye las recomendaciones y consultas periódicas con tu médico.


Compartir: