Contáctanos

Servicio en toda la República, comunícate sin costo al 01 800 999 CRYO (2796)

« Cursos de preparación para el parto Lactancia materna »

El parto

Después de pasar meses, esperando el nacimiento de tu bebé, el gran día se acerca por fin. No hay manera de saber con certeza cuándo se presentará el parto, sin embargo la mayoría de los bebés nacen entre la semana 37 y 41 del embarazo. En ocasiones resultará difícil saber si comenzó el trabajo de parto o se trata de una falsa alarma. Quédate tranquila, cuando esto ocurra lo sabrás. Son muchas las mujeres que creen que están en trabajo de parto cuando no lo están. Una vez que el parto empieza, las cosas suceden con rapidez. Tu "fuente" o bolsa amniótica puede romperse, tus contracciones hacerse más rápidas y frecuentes y, si todo va bien, tu bebé estará en tus brazos en unas horas más. Estás en trabajo de parto, cuando después de una hora, presentas contracciones uterinas regulares, 3 contracciones cada 10 minutos, que duran entre 35 y 45 segundos y que van aumentando de intensidad.

Debes llamar a tu médico en cualquier momento que tengas duda de si estás en trabajo de parto o no, dependiendo de tus síntomas en ese momento, él te dirá cuándo será adecuado irte al hospital.

Diferencias entre trabajo de parto falso y verdadero
CONTRACCIONES
Tiempo
Falso: Intervalo irregular y no se aproximan entre sí.
Verdadero: Regulares y cada vez más cercanas.

Cambio
Falso: Se quitan al caminar o cambiar de posición.
Verdadero: Continúan y pueden hacerse más intensas.

Ubicación
Falso: Se sienten en el frente.
Verdadero: Comienzan en espalda y se pasan hacia el frente.

ETAPAS DEL TRABAJO DE PARTO: la primera se llama fase latente y es la que se encarga de ablandar, borrar y dilatar hasta 3 o 4 cms. el cuello del útero. Su duración es variable, pero puede durar hasta 8 horas en la paciente que nunca ha tenido un parto y en las multigestas puede ser un poco más corta. Las contracciones son regulares con una duración de hasta 50 segundos y se presentan en intervalos de tiempo uniformes, como cada 3 o 4 minutos.

Al llegar a los 3 o 4 cms. de dilatación se inicia la segunda etapa llamada fase de aceleración y en la tercera se presenta el descenso de la aceleración, desde los 8 o 9 cms. de dilatación para llegar a 10 cms. que es la máxima dilatación que alcanza el cuello de su útero para tener un parto.

Lo importante, una vez llegado el momento, es mantenerte en comunicación entre tú y tu médico, decidirán cuál es el momento más apropiado para trasladarse al hospital, una vez que ésto ocurra, tu médico vigilará todo el trabajo de parto hasta que nazca tu bebé.

Es importante tener definido con tiempo, el hospital donde nacerá su bebé, para no tomar una decisión precipitada cuando llegue el parto.

Durante las consultas prenatales, puedes platicar con tu médico de las diferentes opciones de hospitales que se ofrecen en la ciudad.


Compartir: