Contáctanos

Servicio en toda la República, comunícate sin costo al 01 800 999 CRYO (2796)

« El parto Diagnóstico prenatal »

Lactancia materna

A menudo, una de las experiencias más maravillosas en la vida de una mujer es amamantar a su bebé. La manera en la que alimentas a tu recién nacido es una elección personal. Los bebés alimentados con biberón también pueden nutrirse bien y recibir mucho amor. Pero los expertos están de acuerdo: la lactancia materna es mejor. Si no estás muy segura de que la lactancia materna sea la mejor elección, date una oportunidad; siempre podrás cambiar a la fórmula. También puedes alimentar a tu bebé con seno materno y biberón.

Muchas mujeres que no están muy seguras sobre la lactancia materna descubren, que una vez que llega el bebé, adoran ese sentimiento de intimidad que les da.

Son muchas las razones por las cuales la lactancia materna es lo mejor para tu bebé:

• El calostro que se produce durante los primeros días después del parto, ayuda al crecimiento y funcionamiento del sistema digestivo del recién nacido. El calostro es espeso y amarillento, es rico en proteínas y es todo lo que tu bebé necesita durante los primeros días.
• La leche materna es el perfecto alimento natural para el bebé. Tu leche tiene todos los nutrientes que necesita en las cantidades justas, para alimentar a tu bebé de la mejor manera.
• El cuerpo del bebé utiliza mejor las proteínas y las grasas de la leche materna que las de la fórmula.
• La leche materna tiene anticuerpos que ayudan al sistema inmunológico del bebé a combatir enfermedades, la lactancia materna también reduce el riesgo de asma, alergias y cólicos.
• La leche materna se digiere fácilmente. Los bebés amamantados tienen menos gases, menos problemas de alimentación y a menudo menos constipación que los que reciben fórmula.


La lactancia materna no es sólo buena para los bebés, lo es también para las mamás:

• La lactancia materna libera la hormona oxitocina, que produce las contracciones del útero, esto ayuda a que vuelva a su tamaño normal con más rapidez y reduce la hemorragia postparto.
• El amamantamiento quema calorías. Te ayudará a perder esos kilos de más con que te quedaste por el embarazo, más rápido que si alimentas al bebé con biberón.
• La lactancia materna es más sencilla y barata que la alimentación por biberón.
• El amamantamiento te ayuda a unirte a tu bebé. Mucha mujeres descubren que la lactancia materna es una manera natural y amorosa de alimentar a su bebé. Cuando amamantas, sostienes a tu bebé muy cerca de ti y aprendes a descubrir y responder a sus señales, lo que ayuda a fortalecer la unión entre ustedes.


¡No lo dudes! Date la oportunidad de vivir la experiencia de alimentar a tu hijo con lecha materna.


Compartir: